Estrategias gerenciales  para optimizar el desempeño de la gestión  en la  dirección científica.

Autor: Dr. Eleazar Jesús Ugas González

Resumen curricular

Dr. Eleazar Jesús Ugas González, Magister en Gerencia Educativa UPEL Caracas 2014, Licenciado en Educación UBV 2011 Carúpano, Licenciado en administración Recursos Materiales y Financiero UNESR  Carúpano 2009, TSU. Administración Tributaria  Jacinto Navarro Vallenilla Carúpano 2003. Profesor investigador

Código ORCID-  0000-0002-4837-7486

Resumen

Las estrategias gerenciales son las herramientas que procuran cambios efectivos en el desarrollo de la organización educativa las cuales  buscan alcanzar los objetivos planteados, éstos se proyectan en la calidad de la educación. Es así como la realidad que se vive en los actuales momentos  obliga a profundizar y promover esfuerzos de manera conjunta para mejorar la calidad de la gestión escolar. Este  artículo tiene como objetivo proponer estrategias gerenciales para optimizar  el desempeño del personal directivo que hace vida en el sistema educativo Venezolano y en la dirección científica. Dicho  análisis  está  enmarcado   en la investigación  documental y argumentativa, donde la importancia metodológica   es  explícita y  la vanguardia de las necesidades existente  la coyuntura que  se vive, llegando a la conclusión que es de suma importancia, optimar el desempeño de la dirección científica según las necesidades del entorno visto desde un todo,   adaptando al gerente a las  transformaciones sociales.

Descriptores: Estrategias Gerenciales, Formación gerencial, Gerencia Educativa, liderazgo

DR. Eleazar Jesús Ugas González

Summary

The management strategies are the tools that try to produce effective changes in the development of the educational organization. These strategies seek to achieve the planned objectives which are projected in the quality of education. This is even more important because the current reality forces us to deepen and promote team efforts to improve the quality of school management. The general objective of this article is to propose management strategies to optimize the performance of the personnel who are responsible of the and Scientific Direction in general. This analysis is based on documentary and argumentative research, where the methodology implemented is explicit and is at the forefront of the existing needs in the current situation. However, I consider that it is extremely important to optimize the performance of scientific management according to the needs of the environment seen as a whole in these times, adapting the manager to the social transformations currently ocurring.

Descriptors: Management Strategies, Management Training, Educational Management, Leadership

DR. Eleazar Jesús Ugas González

Introducción

La educación es una prioridad social, proceso que busca continuamente la formación y superación del hombre para convertirlo en un ser integral preparado para la vida, con valores de igualdad, justicia, equidad y con responsabilidades que lo lleven a explotar su máximo potencial para que sea capaz de conducir su formación,  la cual  ayude a desenvolverse en su entorno. En este sentido,  el directivo   debe dotarse de estrategias que le permitan dirigir, supervisar, controlar y evaluar su accionar junto a sus subordinados para beneficiar a todo un colectivo.  Esto con el fin, de  obtener resultados positivos en los momentos determinantes de su ejercicio profesional.

Es preciso mencionar; que la educación en Venezuela ha sufrido cambios determinantes en la búsqueda de la calidad educativa, con la  implementación de estrategias, métodos, propuestas, formulación de proyectos y reformas legislativas cuya firme intención es la creación del nuevo ser y la escuela nueva, fundamentada en la democratización social, cultural, política y económica. En el proceso de formación y enseñanza se establecen estrategias que ayuden a dirigir de manera eficaz y eficiente los objetivos planteados en la educación para lograr así la sociedad que se desea, razón por la cual, los directivos juegan un rol importante en las instituciones educativas, pues, favorecen la satisfacción de las exigencias requeridas por el entorno para el bienestar social.

Los directivos tienen la gran responsabilidad de cumplir con las líneas emanadas por el máximo rector del “Sistema Educativo”,  por esto juegan un rol muy acentuado y son considerados piezas claves e importante en la transformación pedagógica, una vez realizado sus papel académicos y administrativos. Razón por la cual, deben capacitarse en cuanto a los conocimientos gerenciales que les permitan cumplir sus funciones y garantizar la calidad en su gestión. Desde esta perspectiva,  planteo que la dirección  educativa debe estar en manos de personas calificadas y preparadas profesionalmente para administrar  de las instituciones educativas, y lograr los objetivos planteados del ente rector según la dinámica poblacional.

 La presencia de dificultades ante la ausencia del cumplimiento de una gestión eficiente por parte del director, estaría en concordancia con una deficiente formación académica y profesional relacionada con la gerencia de las organizaciones educativas, lo que  conduce a reconocer la existencia de una serie de debilidades en aspectos como la comunicación, la toma de decisiones, control interno, planificación estratégica y estilo administrativo.

Así pues, que el acceso a la formación  directiva debería depender no solo de aspectos ideológicos o  meritocráticos como la antigüedad, sino que también debe efectuarse un proceso de capacitación certificada constante, con el fin de lograr una institución educativa con calidad gerencial y por ende, la formación del ser que requiere la sociedad según las políticas de estado. En atención a los planteamientos anteriores, es necesario proponer  estrategias gerenciales que sirvan para  optimizar el desempeño de los directivos  que hace vida en el sistema educativo Venezolano y en la dirección científica.

Los países están haciendo grandes esfuerzos por cambiar, la población mundial está experimentando una serie de transformaciones en los escenarios económicos, sociales, científicos y tecnológicos, influenciado de manera directa por los diferentes grupos sociales y en las organizaciones que sobrellevan el bienestar de la población, especialmente en las instituciones educativas, puesto que son los instrumentos y guía en la búsqueda del conocimiento para formar la nueva sociedad.

En consecuencia, la mayoría de los países iniciaron procesos de reformas y transformaciones de los sistemas educativos, en la búsqueda de estrategias que den como resultados el agotamiento de un modelo tradicional que no ha sido capaz de conciliar el crecimiento cuantitativo de la matricula educativa, con niveles de calidad y de equidad, como criterios prioritarios y orientadores de las nuevas demandas sociales. De allí, es que organizaciones internacionales, dirigentes políticos y educacionales están atesorando sabiduría, en entender que una mayor admisión en la matricula estudiantil no necesariamente acarrea una mejor calidad de la educación.

Desde este contexto, en países latinoamericanos se vienen aplicando cambios cuya característica fundamental consiste en exaltar la modernización de la educación, pero todavía son tan graves los problemas que hace falta tomar conciencia en la búsqueda de prontas y definitivas soluciones. De hecho, uno de los problemas medulares de la modernización y globalización de la educación lo constituye la Gestión Institucional, por eso, se debe centrar la atención en las acciones dirigidas hacia la calidad y excelencia gerencial.

En la actualidad, existe una crisis que radica en la deficiencia de la administración   educativa, dado que unas de las mayores fallas están en las inadaptaciones en el uso de las tecnologías y de aplicaciones estrategias gerenciales innovadoras, cónsonas con las realidades y  para asumir  ciertos elementos que presenta el entorno.   Esto a su vez, se relaciona con la falta de  Formación docente,  entre otros aspectos, es decir, los docentes que ejercen la gerencia  presentan resistencia al cambio.

En los últimos años se han producido cambios muy significativos en los sistemas educativos de los países latinoamericanos. En Venezuela, las leyes actuales están proporcionando nuevos procedimientos para atender los diferentes procesos de la educación pública, en especial, la nueva Ley Orgánica de Educación presenta modificaciones en la estructura y organización del sistema, muy particular en las asignaciones que tendrán que realizar los gerentes de los diferentes niveles jerárquicos del sector educativo.

Sin embargo, en la mayoría de las instituciones educativas del país,  continúan presentando situaciones que demuestran el insuficiente desarrollo gerencial en los directivos, lo cual impide el logro organizacional como máxima eficiencia, efectividad y calidad, y por ende, el buen desempeño laboral de todo el personal adscrito en los ambientes educativos. En este sentido, los objetivos de la  investigación se centraron en hacer un abordaje documental, donde Arias (2006) señala que “la investigación documental  es un proceso basado en la búsqueda, recuperación, análisis, critica e interpretación de datos secundarios, es decir, los obtenidos y registrados por otros investigadores en fuentes documentales: impresas, audiovisuales o electrónicas” (p. 27). En este sentido, para hacer el abordaje documental se tomaron en cuenta los siguientes aspectos que permitieron  analizar desde datos secundarios la información requerida, los mismos son los siguientes:

.- Abordar las nuevas teorías técnicas de referencia que necesariamente tienen que tomar en cuenta el cuerpo de dirección  para efectuar cambios estratégicos y gerenciales que permitan optimice  su trabajo y el de su equipo pedagógico.

.- Plantear la operación de la gerencia educativa estratégica como herramienta efectiva que ofrece pautas congruentes para las actividades de organización, objetivos definidos con claridad y métodos para lograrlos.

.- Destacar la importancia del proceso administrativo como elemento de ayuda frente a los problemas antes que estos surjan y afrontarlos; donde  la información aquí planteada fortalezca al momento de  tomar decisiones óptimas.

La investigación se justifica debido a que desde el punto de vista institucional, la gestión del gerente educativo debe ubicarse a la altura de las nuevas exigencias, y comprometerse a prestar servicios según los niveles y modalidades del Sistema Educativo para orientar, evaluar y garantizar la eficacia del hecho pedagógico en la organización educativa. Para ello, es necesario tener un preciso concepto de la gerencia educativa que permita entender la importancia de la implementación de ciertas estrategias para favorecer el clima organizacional de la institución, garantizando el desarrollo integral y autónomo del hombre en los valores de solidaridad, libertad y justicia.

Ahora bien, cuando se habla de la gerencia o dirección científica  y la calidad de la educación, resulta difícil no estar de acuerdo con el enfoque de eficiencia corroborado por Guzmán (2005), cuando señala lo siguiente:

Si  nos centramos en un análisis un tanto más crítico de la calidad educativa propuesta por las reformas educativas en América Latina, nos encontramos con autores que señalan que        ésta, más que nada,  se reduce a la obtención de resultados duros (rendimiento) acompañada por una visión eficientita, de        administración  de recursos (el hacer más con menos). (p.4).

En consecuencia, se percibe que organizaciones como la UNESCO, cuando asumen el tema de la mejora de la educación en tiempos de reformas, le dan un mayor peso a la administración y al desempeño de los directores educativos en la práctica gerencial, a su profesionalización y certificación. Sin embargo, hasta ahora han sido muy escasas las estrategias para suplir las supuestas carencias gerenciales que impiden alcanzar una educación de calidad.

Pero eso no es todo, además, las políticas de profesionalización de los gerentes educativos en los países de América Latina y el Caribe no está basada en la obligación de acreditarse permanentemente en sus competencias como administradores de las instituciones educativas, las que debe desarrollar a partir de la capacitación que  les ofrece el nivel central de acuerdo al perfil del buen director.

La dirección científica educativa y los desafíos presentes

Los  desafíos a superar por los países de América Latina en cuanto a la gerencia educativa, es la pesada y excesiva cantidad de trabajo burocrático de los directores educativos. Sobre este particular, Marchesi y Martín (1998), citado por Aguirre y Fernández (2004), señalan lo siguiente:

El problema principal al que se enfrentan no es solo que sus   funciones han ido cambiando a lo largo de los últimos años, sino que, además, se han ido acumulando unas sobre otras.          El director debe aprender nuevas estrategias derivadas de las demandas más recientes sobre la escuela, pero tiene que continuar haciendo frente a las tareas habituales para garantizar el funcionamiento de los centros…   

Marchesi y Martín (1998), citado por Aguirre y Fernández (2004) (p.2).

La sobrecarga de tareas, simultáneamente con las demandas crecientes y las tensiones que atraviesan las funciones directivas han creado en docentes y demás miembros de la comunidad educativa, percepciones relacionadas con valoraciones negativas, muy predominantes actualmente, que destacan en los directores educativos su papel eminentemente burocrático. Esta imagen que presentan al colectivo educativo, no hace más que impactar negativamente en las posibilidades de un cambio real del paradigma educativo.

En este sentido, la innovación actual ha fijado una sobrecarga de tareas extras tales como: realización de trabajo informático fuera de las instalaciones, educativas por no contar con la tecnología respectiva, participación activa en el desarrollo de las comunidades, son algunas tareas, que no tienen reconocimiento alguno como trabajo efectivo realizado por los gerentes educativos, aunado al hecho de que  tampoco estos cambios han sido acompañados por una modificación en el normativo que regula las funciones gerenciales del director.

En Venezuela, la inconformidad por la deficiente gestión educativa se caracteriza por una grave desorganización en el interior de las instalaciones educativas. Por ende hoy en día la deserción escolar producto  Según este planteamiento, Borjas y Vera (2008), exponen que:

El personal directivo de las instituciones educativas, al actuar de manera incoherente en su gestión gerencial, por desconocimiento o por falta de iniciativas en la aplicación de           las funciones de la administración y de la gerencia, puede          generar problemas organizacionales afectando la eficiencia, como cualidad de las instituciones educativas en el servicio que prestan a la sociedad  .

Borjas y Vera (2008) (p.72)

En relación a lo antes expuesto, la gerencia educativa ineficiente origina dentro de los centros  educativos y la gestión escolar  graves complicaciones de índole organizativa. Así pues, que la práctica gerencial provista de improvisación y empirismo conlleva crisis organizativas rígidas, permeable a los cambios y con un alto grado de descoordinación, que lejos de traer beneficios, ha imposibilitado el logro de una mayor eficiencia y eficacia en las actividades a desarrollar en los planteles educativos.

De esta manera, queda claro que el éxito organizacional es imposible sin la excelencia individual. Es así, que esa excelencia requerida hoy, especialmente en los puestos gerenciales, demanda mucho más que competencias técnicas; sino también de directores eficientes, capacitados para movilizar grupos de personas y lograr objetivos a pesar de los obstáculos, que puedan unir a la gente en la persecución de un propósito significativo; a pesar de las fuerzas que lo separan, y en definitiva que pueda mantener la organización educativa libre de la mediocridad caracterizada por conflictos burocráticos, y luchas de poder.

Por otra parte, la gran mayoría de los gerentes educativos presentan una fuerte resistencia a las nuevas transformaciones del sistema educativo, promoviendo de manera involuntaria la ineficiencia. Al respecto, Pérez (2002) plantea:

Es posible que esa resistencia proclame el rechazo a la comercialización y la defensa de los altos ideales   humanistas de la educación… claro que la gente de cada época cree que su particular forma de organizarse es la normal       y es eterna y rara vez estudia su morfología o se pregunta sobre  su            origen. Sólo en las transiciones se ve claramente el carácter temporal de cada paradigma y se descubren sus rasgos particulares.

Pérez (2002) (p.2)

De lo expuesto anteriormente, se enfatiza que los directivos no se comprometen con los cambios por no saber cómo actuar. La exigencia de una resistencia encubierta, expresado mediante demoras y ausentismo, solicitudes de traslados, perdida de motivación, falta de moral y un alto índice de errores en sus funciones; están provocando que las metas de la reforma educativa se estén tergiversando y desvinculando del proceso de ejecución de la nueva gerencia.

Elementos  referenciales, teórico-conceptuales  para una propuesta de estrategia gerencial

En la historia de la humanidad en planteamiento de García (2007) podemos hallar numerosos antecedentes de investigaciones pedagógicas con distinto tenor, incluso de hombres que se constituyeron como educadores casuales de su tiempo. Sin embargo, ese lugar que reconocemos como institución educativa, puede hallarse tan solo desde hace dos siglos, siendo una institución relativamente joven, específicamente para el siglo XV y XVI, pero se consolida a partir del siglo XIX, y en el siglo XX alcanza total plenitud en el aspecto social.

El Dr. Luis Bravo Jáuregui en sus memorias educativas plantea que El Sistema Educativo Venezolano entre sus problemas crónicos medulares presenta: deficientes índices de cobertura y baja calidad educativa, falta de capacidad física  para atender la demanda requerida; falta de gerencia por parte del personal directivo de los planteles escolares, deterioro acusado de la infraestructura escolar;  deficiencia de dotación, carencia de textos y útiles escolares, entre otros males.

En Venezuela se venía gestando un proceso educativo basado en la planificación tradicional la cual era realizaba por expertos sociólogos, y pedagogos de una manera centralizada tomando en forma global el plano educativo nacional y obviamente, las necesidades e intereses del entorno escolar pero con la puesta en práctica del Diseño Curricular en el año1985 surgen cambios drásticos, que se ven reflejados en los programas de Educación Secundaria, donde se plantea: ”Son programas adaptados a la realidad de nuestro sistema educativo que van dirigidos fundamentalmente, a mejorar la calidad de la educación y a favorecer la    armoniosa formación del estudiante venezolano, centro y meta del quehacer educativo” (p.2).

Se evidencia notablemente, una fundamentación dirigida al sistema educativo de forma generalizada, tomando como punto central al estudiante venezolano dentro del plano, tanto urbano como rural y no se cierne en un ámbito escolar. Es a partir del año 1997, cuando el Ministerio de Educación, en la base de las propuestas de reorganización de su despacho y mediante un plan de acción, promueve la descentralización de funciones para los estados y municipios que apoyan la gestión autónoma de los planteles.

En este sentido, tomo  la referencia al Libertador Simón Bolívar, la cual tiene un profundo valor para los venezolanos. Sus ideas y acciones constituyen una referencia ineludible de la  nacionalidad, resaltar lo Bolivariano busca dirigir a lo mejor de las tradiciones y a los fundadores de la Nación. Toda esta situación reivindica las potencialidades y fortalezas como país y como pueblo, en consecuencia, ello abre posibilidades para contextualizarlo y resignificarlo a la realidad de hoy. No se trata, tampoco, de vivir del pasado sino de reconocer el acervo, para asumir las responsabilidades que hoy corresponden y afrontar los retos actuales.

La Gerencia como proceso es la ejecución de ciertas actividades o funciones básicas que establece una estructura conceptual e identifica los principios que fundamentan su uso. Con énfasis en la obtención de objetivos mediante la dirección de individuos agrupados para alcanzar un  propósito común. La falta de dirección adecuada crea desinterés, ineficiencia, desperdicio y confusión. En toda institución debe existir la fuerza directriz, activa y motivadora. Koontz, Weihrich y Cannice (citado en Naranjo, 2010) definen el liderazgo del director como:

La influencia, es decir, el arte o proceso de influir en las       personas para que participen dispuestos y con entusiasmo hacia el logro de las metas del grupo. Apropiadamente las personas deben ser alentadas a desarrollar, no solo con disposición a trabajar, sino hacerlo con celo y confianza.

Koontz, Weihrich y Cannice (citado en Naranjo, 2010) (p. 22)

Es decir, la función de dirección es el proceso que influye en las personas contribuyendo al cumplimiento de las metas organizacionales y grupales, donde la comunicación y el liderazgo juegan un papel importante en las relaciones interpersonales entre los miembros de una institución educativa; puesto que la comunicación es la transferencia de información de un emisor a un receptor, el cual debe estar en condiciones de comprenderla.

Es imposible que un director pueda guiar al grupo con eficiencia y capacidad si no se comunica con su personal. No es sólo la respuesta adecuada, en una actitud recíproca entre las partes, es ser empático.

El gerente escolar es responsable de la definición de los ejes estratégicos de las instituciones, es decir, de la determinación de sus objetivos y los medios necesarios para lograrlos. Como director del plantel coordina y controla el desarrollo de las operaciones según el plan,  revisa la estrategia y las estructuras en respuesta a imprevistos, que pueden ser externos o internos. Su acción debe encaminarse a modificar el medio, o las relaciones entre las personas y su entorno. Al respecto, Sallenave (1990) expresa que:

El gerente escolar determina las estrategias, organiza el trabajo, administra el personal, implementa sistemas de motivación, de información, de decisión, de control. Esto requiere de cualidades de comunicar y de líder. Como comunicador, debe comprender a su personal, cuál es la estrategia y por ésta requiere de un determinado esquema organizacional. Corno líder influye en el comportamiento de sus colaboradores con miras a lograr.

Sallenave (1990) (p. 25)

Significa que el gerente debe ser líder y tener cualidades para sostener una eficaz comunicación dentro de la organización y asegurar así el éxito de la misma a través de la implementación de estrategias que propicie un ambiente agradable, de cordialidad y respeto entre los miembros de la institución educativa.

Elementos del Proceso Gerencial.

Toda institución educativa tiene que poseer buenos gerentes porque de allí depende, la calidad del proceso enseñanza aprendizaje y el buen desenvolvimiento conductual de los estudiantes. El gerente debe cumplir con todas sus funciones administrativas como son: planificación, organización, dirección, control y evaluación para llevar a cabo todos los planes trazados, en su planificación y organización debe poseer una estructura clara y bien definida para evitar ambigüedades de roles.

Asimismo el gerente además de planificar, organizar, controlar y evaluar el proceso básico administrativo, debe considerar según Sallenave (1990), cuatro elementos básicos como lo son: el liderazgo, la comunicación, la torna de decisiones y la delegación de funciones. Esto le permite un buen desenvolvimiento con el personal a su cargo logrando de esta manera un mayor rendimiento y eficiencia en el trabajador.

Las condiciones en las cuales emergen los liderazgos están ajustadas a los miembros vivenciales de los grupos humanos. Esto, es producto de un conjunto de condiciones, de factores concurrentes, cuya dinámica en una condición temporal tipifican el surgimiento de un líder determinado. Cabe destacar que, mientras más la persona se encuentre consustanciada con las necesidades y expectativas del individuo, mayor será el nivel de aceptación para asumir el liderazgo en un grupo determinado, es decir, podrá ejercer con éxitos funciones administrativas en una institución educativa.

Para todo gerente, la comunicación es de vital importancia, ya que por medio de ella, informa y motiva a su personal para que cumpla con las tareas asignadas y a la vez recibe la información necesaria para la toma de decisiones y el control efectivo de la organización. Si la comunicación falla, el trabajo falla, se pierde la coordinación del esfuerzo de todos los individuos de la organización y no se logran los cambios que son necesarios, como tampoco los objetivos deseados.

En este sentido, Gross (2009) manifiesta que la decisión que se tome puede ser acertada o errónea, cualquiera de las dos genera un aprendizaje, lo que implica que, si surge una equivocación, es necesario esforzarse por aprender de los errores, en lugar de castigarse. Por ello, si no se hace se estaría destinado a repetirlos en el futuro, ya que no surge la preocupación por lo que pasó, lo cual ocasiona una exageración de las cosas y el pensar sólo en el hecho del pasado, alimentándolo así mismo, en vez de preocuparnos por nuevas estrategias para intentarlo de formas diferentes en el futuro.

El objetivo fundamental en la toma de decisiones consiste en, ayudar a obtener los mejores resultados para planificar, ejecutar y controlar. Como proceso tiene cinco fases: definición del problema, análisis del problema, desarrollo de soluciones alternativas la decisión acerca de la mejor solución y convertir la decisión en una acción. Al  respecto,  Koonts citado por Chiavenato (2006) plantean:

La toma eficaz de decisiones tiene que ser racional. Las personas que actúan o deciden racionalmente intentan alcanzar alguna meta que no puede lograrse sin acción. Deben comprender claramente los cursos alternativos mediante los cuales se puede lograr una meta en las circunstancias y con las limitaciones existentes. También tienen que contar con la información y la capacidad para analizar y evaluar alternativas de lo deseado.

Koonts citado por Chiavenato (2006) (p.10)

La toma de decisiones se relaciona con el poder, la autoridad e influencia, por lo tanto cuanto más alto ascienda una persona en una organización jerárquica tiene más poder, autoridad e influencia para tomar decisiones, por la misma razón, se tiene que mientras más descentralizada es una organización mayor arbitrio en la toma de decisiones se otorgará a los niveles inferiores de la organización. (Adizes, citado por González, 1989, pp. 63-64).

Varios estudiosos de las ciencias sociales, entre los que se encuentran Hodge y Johnson (1976), clasifican la toma de decisiones: por su naturaleza en objetivas, subjetivas, operativas y administrativas. Las decisiones objetivas resultan de la reflexión y del análisis, en caso contrario se denominan subjetivas. Las operativas se refieren al derecho del empleado a adoptar muchas de las decisiones que le conciernen en relación a su trabajo y a las prioridades de ejecución en situaciones normales; y las decisiones administrativas definen los requerimientos acerca del esfuerzo y el comportamiento grupal.

Asimismo, Gross (2009) categoriza la toma de decisiones en relación a los niveles donde esta se tome en: alto, medio y bajo de la gerencia, los cuales depende del tipo de empresa y de la autoridad que se esté en capacidad de delegar. Estas categorías son las siguientes:

• Decisiones estratégicas, relacionadas principalmente con los objetivos, los planes y las políticas que tengan impacto a lo largo que afecten a toda la institución y su entorno. Estas son orientadas fundamentalmente por la alta gerencia.

• Decisiones administrativas, referidas a la estructuración de los recursos de la organización para crear un potencial máximo de rendimiento. Son orientadas por la gerencia media cuando la decisión afecta a varias unidades o departamentos y se subdivide en: estructura de la organización que abarca las relaciones de autoridad, responsabilidad, flujo de trabajo, flujo de información y ubicación de las instalaciones; y la explotación de personal, financiamiento y adquisición de instalaciones materiales y equipos.

• Decisiones de operación, relacionadas con los asuntos que se repiten con frecuencia y que afectan sólo a un área o departamento. Incluye la determinación de las operaciones diarias. (p.12).

Los directivos que no deleguen se convierten en ineficientes, pues obstaculizan el funcionamiento y el desarrollo apropiado de la organización. No se justifica que una tarea rutinaria que se puede sistematizar no se delegue. Al respecto, Weihrich y Koontz (1999) señalan:

La administración participativa promueve la confianza en el trabajador. Para ello se ha de delegar no sólo tareas sino también autoridad. Los gerentes no han de pensar que el hecho de permitir que sus subordinados emitan sus opiniones, es señal de debilidad, abandono de control, renuncia de poder.  El rendimiento de los gerentes se deriva primordialmente del apoyo que reciben de sus subordinados y de todas aquellas personas ligadas directamente a sus trabajos.

Weihrich y Koontz (1999) (p. 566)

Es importante que los directivos permitan que su equipo de docentes exprese sus opiniones en cuanto a la planificación, organización y control de las actividades que se realizan en la institución educativa, a su vez, debe involucrar a todo el personal docente, administrativo y obrero en la toma de decisiones.

Gestión Administrativa

Para una mejor comprensión del término gestión Administrativa se hace necesario definir gestión y administración de manera particular. El termino gestión entre otros conceptos descritos anteriormente se define como el proceso de las acciones, transacciones y decisiones que la organización lleva a cabo para alcanzar los objetivos propuestos. La administración por su parte es definida por Fremont (1978) como la:“coordinación de hombres y recursos materiales para la consecución de objetivos organizacionales, lo que se logra por medio de cuatro elementos: 1) Dirección hacia el objetivo, 2) a través de gente, 3) Mediante técnicas, 4) Dentro de una organización” (p.183).

La mayoría de los autores definen la administración como el proceso de planear, organizar, dirigir y controlar para lograr objetivos organizacionales preestablecidos. Ambos términos están estrechamente ligados y uno es la consecución del otro, por lo tanto, la gestión es la parte operativa de la administración. En este sentido, Nano de Melo (1998), señala que:

Hemos avanzado lo suficiente para saber que la superación de los impases de la educación en Latinoamérica dependerá menos de afirmaciones doctrinarias y más de desarrollar nuestra capacidad de reducir el proceso educativo para responder a los intereses de los sectores mayoritarios de la población y agrega…. podemos hoy reafirmar…..de que esta capacidad de gestión debe tener en la escuela su punto de partida y de llegada.

Nano de Melo (1998) (p. s/n)

Actualmente, el concepto de administración de la educación tiende a ser reemplazado por el de la gestión educativa;  en el portal del Ministerio de Educación  se puede leer que la  gestión educativa es un proceso sistemático que está orientado al fortalecimiento de las instituciones educativas y a sus proyectos, con el fin de enriquecer los procesos pedagógicos, directivos, comunitarios y administrativos; conservando la autonomía institucional, para así responder de una manera más acorde, a las necesidades educativas locales, regionales y mundiales. En efecto, Borjas y Vera (2008) plantean que:

La gestión del director debe facilitar al docente las herramientas para desarrollar eficazmente su labor docente dentro del aula, fomentando de esta manera su papel de líder dentro del contexto en el cual se desenvuelve, al promover la reflexión sobre la práctica pedagógica.

Borjas y Vera (2008) (p. 75)

Es decir, la calidad de la educación no sólo depende del docente según su desempeño y la reflexión de sus acciones en las aulas de clases sino también de la organización directiva. Todas las definiciones citadas aclaran el significado del término gestión y a la vez lo relacionan con las funciones que deben ser cumplidas por los docentes, dentro de su ambiente de trabajo. Dada la importancia de la gestión como un proceso dinámico y  juicio del investigador, se puede decir que esta función abarca tareas tales como la que ejerce el director. 

El gerente o director de un centro educativo ocupa un lugar de suma importancia para la creación de una verdadera comunidad de enseñanza ya que este interviene de manera decisiva en los procesos institucionales y en la orientación de los procesos pedagógicos. Es una persona clave en el desarrollo de un centro educativo por lo que debe crear una mística de trabajo y una cultura organizacional que lleve al desarrollo e identidad de la institución que dirige, es por todo esto que el gerente o director de un centro educativo debe exhibir unas habilidades desempañar unos roles y tener un perfil que le permita desempañar tan importante función, los cuales se enuncian a continuación.

Tradicionalmente el uso de estas habilidades dentro de la organización era según la instancia o departamento que encabezara el directivo o el rol que este desempeña. Así también que las actividades técnicas eran más necesarias en los niveles inferiores que en los demás niveles de la dirección, las actitudes humanas que tienen importancia siendo en todos los niveles de la organización y las habilidades conceptuales como muy importante a nivel superior, sin embargo, en la nueva modalidad de gestión educativa que requiere que el administrador directivo de los diferentes niveles, comparta todas esas habilidades con el mismo grado de importancia. Según Koont (1983), la aplicación del proceso de dirección se da de manera cíclica a través del cual se planifica, se organiza, dirige y controla a la gestión escolar, estos componentes se analizan a continuación:

a) La Planificación: en esta fase el gerente con su equipo decide qué y cómo hacerlo, para convertir a la escuela en un centro de excelencia pedagógica, de acuerdo al proyecto educativo que orienta los procesos de enseñanza en el aula, a partir de un diagnóstico de su realidad la fijación de objetivos a lograr, los cursos de acción a seguir y los recursos a asignar. Además servirá de insumo fundamental a las otras etapas del proceso de dirección.

b) La Organización: que implica e diseño de la estructura formal para el desarrollo de la gestión de la escuela, facilitando la integración y coordinación de las actividades de los docentes, alumnos y otros agentes; y el empleo de los recursos para desarrollar los procesos programa y proyectos, que involucran la división del trabajo y de funciones a través de una jerarquía de autoridad y responsabilidad y un esquema de las relaciones entre sus actores y con su entorno.

c) La Dirección: asociada con el liderazgo, la motivación y la creación de un clima organizacional por parte del directivo, que integre las potencialidades de los diferentes sujetos, a partir del compromiso de todos los proyectos educativo para mejorar la docencia y la administración de los recursos de la escuela.

d) El Control y Seguimiento de la Gestión: Para asegurar la ejecución de la programación de acuerdo al esquema de responsabilidad y distribución del trabajo que se diseñó, para lograr los objetivos y metas asignados a los diferentes actores o unidades del centro escolar; e introducir ajustes a la programación y a la asignación de recursos (p.133-134)

Rol del Gerente Director:

Un rol, es un conjunto de comportamientos percibidos, reales o esperados que reflejan una determinada posición, según Rojas (2011), en una organización destacan tipos  tres de roles:

  • Los roles interpersonales: Están relacionados con la aplicación continua de un comportamiento directivo rutinario.
  • Los roles informativos: Tienen que ver específicamente con la recepción y transmisión de la información.
  • Los roles de decisión: Una de las actividades más importante de la dirección es precisamente la toma de decisiones, donde los directivos inician innovaciones y cambios para hacer que su realidad sea operativamente, más efectiva y eficiente. (p. s/n)

Una formación, acompañada de integridad, virtud y justicia para actuar con éxito en campos tan variados como: la toma de decisiones; la gestión de las emociones y la resolución de conflictos; la escucha activa y la negociación; la gestión administrativa y jurídica; la implementación los procesos de calidad y de mejora continua; el impulso a la innovación y la investigación en la Escuela; la delegación efectiva y otras tantas importantes como las anteriores.

La discrepancia existente entre la praxis llevada a cabo por el personal directivo y el deber ser para logar la solución de los diversos problemas que se presentan en la institución, conducen a la organización escolar  a un estado de deterioro, por lo que se requiere motivar al personal  al cambio en la concepción real de las funciones  operativas, para convertirlos en un marco de referencia para la actividad organizacional, donde se puedan prever situaciones objetivas que permitan transformar cualitativa y cuantitativamente una problemática educativa  a partir del aprovechamiento de las oportunidades y fortalezas.

En consecuencia, se hace indispensable en la dirección científica se fundamente  una nueva forma de gerencia que mejore el desempeño de sus directivos  al cumplir con las actividades propias de sus funciones. Es necesario fomentar la formación continua en materia gerencial cónsona con las realidades existente. De la mano de la autoformación de  habilidades, técnicas y métodos que den respuesta a las exigencia del mundo de hoy

APORTES

Premisas de cierre

En esta parte de la investigación se desarrollan las Conclusiones y Recomendaciones que derivan de los resultados analizados,   así mismo  sintetizado de una manera coherente y englobo la serie de apreciaciones que se han venido realizando a lo largo del   mismo. Luego de recopilar y organizar la información  concluyo los resultados siguientes:

  • Es importante que el  personal tanto directivo como docente  posea las competencias profesionales en el área gerencial ya que los elementos presentes en el proceso administrativo tales como (planificación, organización, dirección y control), son indispensable para lograr mayores resultados en la gestión.
  • En la búsqueda de la excelencia educativa   se  consideran que las funciones  de coordinar, supervisar y  organizar son adecuadas para el nivel  educativo formal en el ejercicio de las funciones operativas establecidas en la normativa legal vigente.
  • Los directivos tienen como tarea esencial colaborar, planificar y gestionar, considerados estos aspectos importantes. A estos hechos se le agrega que la mayoría de los directivos deben poseer una serie de cualidades para desempeñarse como directivos eficientes y eficaces; es necesario que desde los niveles de dirección se realicen acciones dirigidas a optimar aspectos relevantes de la función administrativa de estos profesionales de la carrera docente.
  • En lo que respecta a la actitud de los directivos, es importante  asumir una postura responsable, en el cumplimiento de sus funciones que le corresponden a la dirección.
  • Los  directivos  en  la ejecución y  prácticas gerenciales deben estar en capacidad  orientar de una gestión de carácter integral y comunitario.
  • Es importante establecer un proceso de comunicación, en lo que respecta a lograr la integración efectiva y solidaria de todo el personal que hace vida en cada institución.
  • En proceso de  la búsqueda de la excelencia y la calidad educativa, es importante  realizarla  de manera satisfactoria, esto puede considerarse significativo para la organización,  porque resalta las fortalezas y debilidades  en el área educativa y en función de ello, estructurar las alternativas adecuadas para lograr el mejoramiento continuo del proceso educativo.
  •  Es importante fomentar la realización de cursos de capacitación requeridos a las funciones  de la gerencia  permanente y decidida, para  que  el proceso gerencial de la organización escolar no se vea afectado.
  • Se debe establecer nuevas y mejoras en estrategias gerenciales, con el objeto  de   orientar a los directivos en las normativas que conforman los planes y programas como políticas de estados.

Los resultados obtenidos en este estudio constatan la necesidad de fomentar la capacitación del personal directivo, en estrategias gerenciales para optimar su desempeño, para que mejoren los procesos de manera efectiva y eficiente.

Recomendaciones

  • Los cargos de directivos deberían ser asignados a docentes que cumplan con los requisitos establecidos en el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente y su reforma Parcial, con los años de servicio en el ramo educativo, con credenciales académicos en Gerencia Educativa , Administración de Personal, Supervisión Educativa, entre otros aspectos.
  • El Ministerio del Poder Popular para la Educación debe entrenar y actualizar permanentemente  a estos funcionarios que ejercen funciones directivas, a través de cursos de Gerencia Educativa, Funciones de Coordinadores, Talento Humano, entre otros.
  • Las coordinaciones  Educativa permanentemente  debe orientar a los Directivos, acerca de cada una de las funciones que compete desempeñar con la finalidad de optimar la actuación de este talento humano.
  • Se deben establecer convenios con instituciones educativas públicas, privadas  a nivel universitario para ejecutar programas de formación  y actualización académica a los profesionales que cumplen la función directiva, entrenamiento gerencial permanente en consonancia con las nuevas tendencias gerenciales.
  • Implementar el conjunto de estrategias gerenciales sugeridas por el autor del artículo, como  visión estratégica e innovadora y la necesidad de aportar a la búsqueda de la excelencia educativa.

REFERENCIAS

Aguirre, M. y Fernández, J. (2004). El Control Administrativo del Gerente Educativo y el rendimiento Laboral de los Docentes. [Artículo en Línea]. Disponibleen:http://mesnuevo.mppeu.gob.ve/documentos/memoria_cuenta/2004.pdf. . [Consulta: 2013, Noviembre 10].

Borjas, F. y Vera, L. (2008), Funciones gerenciales del director de las Escuelas Bolivarianas. [Artículo en Línea]. Disponible en:

CEPAL-UNESCO (1992). Liderazgo Transformacional y Gestión Educativa en América Latina. [Documento en Línea]. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S131600872007000200006&script=sci_arttext.[Consulta: 2014, julio 16]

Chiavenato, I. (2006), Gestión del Talento Humano. Bogota Mc Graw-Hill

Chiavenato, I. (2006), Valores y Cultura Organizacional. Argentina.

Constitución.  (1999). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, 5453, marzo 3, 2000.

Ley Orgánica de Educación  (2009), Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Agosto15, 2009.

Fremont,  K (1999). (1987), La Gerencia. Editorial El Ateneo, Argentina.

García, M. (2007). Gestión Escolar: Docente, Estudiantil y Comunitaria. Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. Ediciones Rectorado. Caracas. Venezuela

Gross, M. (2009). Manual de Administración: El proceso de toma de decisiones. Universidad de Guadalajara. México.

González, L.  (2006).  Manual del Supervisor, Director y Docente. Caracas..

Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación en América Latina y el Caribe (IESALC). (2006), Informe sobre la educación en américa latina y el caribe. 2000-2005. La metamorfosis de la educación Media y Diversificada. Primera edición, Caracas.

Koontz, H. y Weihrich, H. (1987), Administración Moderna. Editorial  Mc Graw- Hill.  México.

Manual de Trabajos de Grado de Especialización y Maestrías y Tesis Doctorales (2010). Universidad Pedagógica Experimental Libertador.. Caracas.

Ministerio de Educación. (1985),  Diseño Curricular de Ecuación Básica, Caracas.

Nano de Melo, G. (1998). Tecnología en la administración y Gerencia. Editorial Kapeluz, Buenos aires.

Pérez, M (2002). La escuela frente a las desigualdades sociales. Apuntes sociológicos sobre el pensamiento docente. Revista Iberoamericana de educación. N° 2, 19-21

Revista PRELAC (2006), Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe, Impreso por AMF Imprenta, Santiago, Chile.

Rojas, J. (2011), Diseñar un programa para evaluar el liderazgo del gerente educativo y el clima organizacional en el desempeño docente de la III etapa de educación básica del Liceo Luís Cárdenas Saavedra. Universidad Central, Caracas.

Sallenave, J. (1990). El Directivo como Gestor de Aprendizajes Escolares». AIQUE, Grupo Editor S.A. Buenos Aires, Argentina. Cuarta Edición.

Resumen curricular

Dr.Eleazar Jesús Ugas González, Magister en Gerencia Educativa UPEL Caracas 2014, Licenciado en Educación UBV 2011 Carúpano, Licenciado en administración Recursos Materiales y Financiero UNESR  Carúpano 2009, TSU. Administración Tributaria  Jacinto Navarro Vallenilla Carúpano 2003. Profesor investigador